Ley N° 29440: Ley de los Sistemas de Pagos y de Liquidación de Valores

Última actualización: 24/11/2009

El 19 de noviembre de 2009 se promulgó la Ley de los Sistemas de Pagos y de Liquidación de Valores (Ley 29440), propuesta por el Banco Central de Reserva del Perú, aplicando la iniciativa legislativa definida en la Constitución.

Los Sistemas de Pagos y de Liquidación de Valores permiten la cancelación de las obligaciones y la transferencia de valores entre los agentes económicos y constituyen el canal de ejecución de las operaciones de política monetaria, encontrándose directamente vinculados con los sistemas bancarios y financieros. En la actualidad, los fondos transados representan más de cinco veces el producto bruto interno del País.

En ese contexto, resulta necesario que nuestro orden jurídico proteja los recursos y valores involucrados y garantice la apropiada culminación de las transacciones y la continuidad de la cadena de pagos de la economía, por lo que la Ley recoge, entre otros, los principios de irrevocabilidad y firmeza de las órdenes de transferencia aceptadas en los sistemas.

Corresponde además, que dicha protección esté acompañada de facultades expresas del Banco y la Comisión Nacional Supervisora de Empresas y Valores (CONASEV) para autorizar, regular y supervisar los Sistemas de Pagos y de Liquidación de Valores, respectivamente, en beneficio del interés general. Además, en consideración al interés público que es propio del accionar del Banco, la Ley prevé la protección de la liquidez que otorga para asegurar un apropiado funcionamiento de los Sistemas de Pagos.

Finalmente, la Ley, al establecer una estructura legal sólida de los mencionados sistemas facilitará la eficacia de la política monetaria, reforzará la estabilidad del sistema financiero y favorecerá la confianza interna y externa en los mecanismos a través de los cuales se moviliza el dinero y las inversiones. De igual forma, esta Ley incentivará el mayor uso de los pagos electrónicos, brindando a sus usuarios una mayor seguridad y eficiencia en sus pagos y transferencias de valores, reduciendo los costos de sus transacciones.