Importancia de los Sistemas de Pagos

Última Actualización: 23/09/08

LA IMPORTANCIA DE LOS SISTEMAS DE PAGOS

Los sistemas de pagos comprenden un conjunto de instrumentos, reglas y procedimientos comunes, de redes que conectan a sus miembros, y de estándares técnicos para transmitir los mensajes de pago entre los participantes. El desarrollo de los sistemas de pagos beneficia a la sociedad en su conjunto porque estos forman parte de la infraestructura a través de la cual se moviliza el dinero en una economía, permitiendo que los clientes de un banco efectúen pagos a clientes de otros bancos, con lo cual se dinamizan las transacciones.

El desarrollo de los sistemas de pagos fomenta la bancarización, posibilitando la creación de nuevos productos y servicios financieros para atraer a potenciales usuarios, beneficiando tanto a los usuarios de los servicios financieros como a las instituciones financieras.

Para el buen funcionamiento de los mercados financieros y de la economía en general, es imprescindible contar con sistemas de pagos seguros y eficientes, ya que éstos permiten que las transacciones se realicen con prontitud y seguridad. Además, los sistemas de pagos juegan un rol clave en los mercados financieros, dado que a través de estos sistemas se efectúa la fase de liquidación de fondos de las transacciones que se realizan en los mercados de capitales, valores, productos derivados y de moneda extranjera.

Los participantes en los sistemas de pagos pueden estar expuestos a diversos riesgos, como son los riesgos financieros. Por ejemplo, un participante podría efectuar tardíamente un pago (riesgo de liquidez) o en ningún momento (riesgo de crédito), afectando adversamente así al participante beneficiario o receptor de los fondos.

Más aún, si el valor de los pagos procesados por un sistema de pagos fuera lo suficientemente elevado, individualmente, de manera agregada, o en relación a los recursos disponibles de los participantes del sistema, entonces problemas de liquidez en un participante podrían transmitirse directa y rápidamente a los otros participantes, e incluso propagarse a otros sistemas y afectar al sistema financiero en su conjunto (riesgo sistémico). Del mismo modo, los riesgos operativos podrían llevar, en un extremo, a una situación similar.

Por tanto, es indispensable que los sistemas de pagos estén bien diseñados y que sean sólidos. Es por ello que el Banco de Pagos Internacionales (Bank for International Settlements - BIS), ha publicado los Principios Básicos para Sistemas de Pagos de Importancia Sistémica (2001), con la finalidad de promover estándares mínimos para el diseño y funcionamiento de sistemas de pagos seguros y eficientes.